Entrevistas

Menos kiwis y más naranjas

Para ahorrar, cuidarse un@ mism@ y cuidar el planeta, los productos que compramos no han de ser necesariamente ecológicos, señala Laura Montoro (nutricionista).

¿Cómo podemos comer más sostenible?

Utilizando productos de proximidad. Es decir que se hayan cosechado cerca de nosotros. Hacer o ir a un huerto urbano es una opción, pero sino podemos, simplemente mirar la información de la procedenciade lo que compramos. “¿Qué sentido tiene comprar un kiwi ecológico si viene de Nueva Zelanda y han usado muchos medios contaminantes para traerlo? Es mejor comprarse un kilo de naranjas, que tienen vitamina C y las traen de Valencia”.

¿ Y los productos de temporada?

Es mejor respetar la estacionalidad y comer fruta y verdura de temporada. “La gente no sabe cuáles son pero hay que mirarlos calendarios. Cada temporada nos da el elemento necesario en cada momento”

Para ver qué alimentos corresponden a cada estación clica aquí: Calendario de estacionalidad

¿Cómo saber la procedencia de los alimentos?

Mirar la etiqueta. Hay que fijarse en el etiquetaje de los productos y en su procedencia.  “Si vives en Barcelona mejor comer sardinas del mediterráneo que merluza del Cabo”.

¿Ser o no vegetariano afecta al medio ambiente?

Es mejor reducir el consumo de carne. “Comer carne es menos sostenible que comer vegetales, una vaca gasta millones de litros de agua para alimentarla, limpiarla, etc.” comenta Laura. Es mejor basar la alimentación en productos vegetales como frutas, verduras, legumbres e ir compaginando todos los alimentos.”Hay iniciativas como el lunes sin carne (http://www.lunessincarne.net/) que sirven para ayudar a minimizar la contaminación derivada de la producción de los productos cárnicos.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *